FAES prepara un informe para Rajoy que estudia el copago en la sanidad

El líder del PP encargó a la fundación un análisis para reformar el sistema de salud

Ampliar foto
José María Aznar y Mariano Rajoy, durante la clausura del Campus FAES en julio de 2010.

“FAES es FAES, y el PP es el PP”. Esta es la respuesta casi ya de manual cuando se pregunta a cualquier miembro de la dirección del PP por las propuestas de la Fundación de Análisis y Estudios, presidida por José María Aznar. Sin embargo, la vinculación entre FAES y el PP es muy estrecha. La fundación, a pesar del distanciamiento de los últimos años, paralelo al que hubo entre Aznar y Mariano Rajoy, es el vivero de ideas del partido. Tanto, que los grandes informes, que suelen marcar la agenda por unos días, se hacen por encargo del propio Rajoy. Así sucedió con el de reforma de la energía, que propuso la construcción de más centrales nucleares —se publicó antes del accidente de Fukushima— o con el del Estado autonómico “viable” elaborado por Gabriel Elorriaga y que fue asumido en gran parte por Rajoy.

En unos meses, probablemente en octubre o noviembre, a tiempo para incorporar sus ideas al programa electoral y sobre todo a la tarea de Gobierno, si el PP gana las elecciones, Rajoy tendrá listo el gran informe sobre la reforma de la sanidad que le pidió a FAES en Navidades. Y de él ya se saben algunas cosas, a través de fuentes del PP. El copago, palabra tabú que los populares han querido desterrar durante la pasada campaña electoral para no ahuyentar a votantes moderados, estará en ese informe.

Al menos uno de los seminarios que gestan el texto está dedicado al copago

Al menos uno de la veintena de seminarios que está preparando el PP para estudiar el modelo sanitario desde todos los ángulos posibles estará dedicado en exclusiva al copago. Las fuentes consultadas no quieren prefijar cuál será la posición que adopte finalmente FAES cuando acabe este y otros seminarios previstos para septiembre. Algunos ya se han realizado, otros están previstos en las próximas semanas.

Sin embargo, lo que sí está claro es que FAES irá más lejos que el PP. Ya lo hizo con las nucleares —Rajoy estaba por entonces en un discurso muy pronuclear que abandonó tras Fukushima, pero nunca llegó a plantear nuevas centrales— y otros muchos asuntos. Colaboradores habituales de FAES aclaran que no tendría sentido que la fundación se limitara a seguir la línea del PP, y mucho menos el bajo perfil de Rajoy, sin plantear propuestas claras que abran un debate en la sociedad.

El PP no asume todas las ideas de FAES, pero no caen en saco roto

Para este seminario específico sobre el copago también se analizará un reciente informe avalado por la CEOE en el que se defiende el copago como solución a la deuda de la sanidad y se analiza que el porcentaje del gasto farmacéutico que pagan directamente los pacientes —el resto llega a través de impuestos— ha pasado del 30% al 8,5% desde los años 70 a hoy. FAES analizará con detalle los modelos de copago en otros países y las consecuencias de establecer un coste para el paciente en función de su renta para las visitas médicas en la sanidad pública.

En cualquier caso, Rajoy no podrá desvincularse totalmente del informe. No solo porque lo ha pedido él, sino porque uno de sus principales responsables, Ana Pastor, exministra de Sanidad, es una persona muy cercana al líder. También está siendo consultado José Manuel Romay, otro exministro de Sanidad muy próximo a Rajoy. El otro responsable del informe es Jaime García Legaz, secretario general de FAES y más cercano a Aznar.

Encuesta

¿Estás a favor de que se establezca un sistema de copago en la sanidad española?

Votar Ver resultados »

El copago y lo lejos que llegue FAES en este asunto será sin duda uno de los elementos más analizados cuando el texto vea la luz, pero como es habitual en los estudios de la fundación, se pretende hacer algo que abarque muchos otros frentes. FAES, que trabaja con subvención pública pero sobre todo con financiación privada, escucha siempre a todos los lobbys y está convocando a todos los representantes del sector —farmacéuticos, proveedores, grandes laboratorios, médicos— para tratar de lograr un diagnóstico y soluciones.

En línea con la ideología de la fundación, la subida o modificación de impuestos para financiar la sanidad no se contempla, con lo que es previsible que las propuestas se centren en una mayor entrada del capital privado —el modelo que se sigue en Madrid, donde el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, es ex secretario general de FAES—.

El informe también pretende estudiar la relación de los médicos y las empresas farmacéuticas para evitar conflictos de intereses, la gestión de los grandes hospitales —FAES prefiere la gestión privada— y una revisión del modelo de farmacias para liberalizarlo.