Política

Dibujos para entender la crisis

‘Españistán’, un ácido cómic del joven dibujante Aleix Saló sobre la situación económica y política, estrena segunda tirada aupado por un exitoso vídeo en la Red

Imagen del cómic 'Españistán. Este país se va a la mierda'. / ALEIX SALÓ / EDICIONES GLÉNAT

Una década resumida en menos de siete minutos y una gesta épica-irónica en 144 páginas han situado a Aleix Saló (Ripollet, Barcelona, 1983) entre los autores que la gente busca para entender la crisis o simplemente para indignarse. Españistán. Este país se va a la mierda (Ediciones Glénat) agotó en poco más de un mes los 1.500 ejemplares de su primera tirada al calor de un exitoso vídeo en la Red. La segunda, de 3.000 ejemplares, llega ahora a los puntos de venta. Su autor la resume como "una historia que se sitúa en un país ficticio extrañamente parecido al nuestro".

La referencia a Tolkien es obvia. En Españistán, una suerte de Tierra Media, Fredo intentará liberarse de una hipoteca. El periplo no le reunirá solamente con banqueros, también conocerá a mileuristas, jueces, funcionarios u obispos. Una sátira, en definitiva, para "señalar las contradicciones de cada colectivo a partir del cliché". "No quería caer en el tópico de ‘voy a cagarme en todo", matiza Saló al otro lado de un teléfono que últimamente suena más de lo normal. "La intención era desmarcarme del recurso más común del cómico satírico de ser condescendiente con el ciudadano medio y criticar sólo a los poderes fácticos".

El ladrillo, en vídeo

Porque si algo queda claro es que este catalán de 28 años no está dispuesto a exculpar a nadie: "En la burbuja, todos hemos tenido un papel". Como prueba, un vídeo de 6 minutos y 45 segundos que en menos de un mes ha logrado más de tres millones de visitas en Youtube. Un proyecto complementario al cómic cuya historia nada tiene que ver con la odisea de Fredo, salvo en el derroche de ironía y mala leche que emplea para explicar el auge y caída del ladrillo. Para sacarlo adelante, contrató él mismo a los animadores y todo lo demás, desde el guión hasta las voces, es suyo: "Soy joven, estoy en años en los que me toca mojarme, construir mi discurso y mi identidad como autor, y en ese sentido no me importa reinvertir los beneficios de mi trabajo".

Un ensayo en noviembre pasado, con otro vídeo satírico sobre la visita del Papa a Barcelona que logró 300.000 visitas en una semana, fue la catapulta definitiva para avanzar en el proyecto de animación. "Con un tema más denso como es la economía, me planteé como objetivo las 100.000 visitas, que ya es mucho", explica Saló. El gran volumen de trabajo, algo que le ha acompañado en los últimos meses, impidió que el vídeo llegara a tiempo para el lanzamiento del cómic en abril, coincidiendo con el Saló Internacional del Còmic de Barcelona. Con la Semana Santa por medio, lo colgó en la red el 25 de mayo, en plena resaca de las elecciones y del Movimiento del 15-M.

Espíritu crítico

"Es un vídeo que no habla de la corrupción o de la decadencia de la democracia, de cosas de las que habla el 15-M, pero la gente de ese movimiento lo ha acogido", señala el dibujante. Lo nexos de unión, añade, son "el espíritu crítico" y que "el espectador al final interpreta las cosas como necesita". Y así hasta que los usuarios de Youtube lo auparon como el vídeo más visto del mes, a la vez que el cómic se agotaba en las librerías; algo que, más modestamente, recuerda al Indignaos de Stéphane Hessel. Saló, por cierto, no lo ha leído. Tampoco ha podido sumarse a ninguna manifestación de indignados, aunque no por falta de simpatía: "Si supieras lo ajeno que soy a todo esto pero por una cuestión circunstancial… llevo 5 meses encerrado trabajando", confiesa sin atisbo de queja.

'Españistán. Este país se va a la mierda'. / ALEIX SALÓ / EDICIONES GLÉNAT

Superada con éxito la primera fase, también le ha llegado alguna crítica. Reconoce que el protagonismo que da a José María Aznar en la animación no ha gustado a los seguidores del expresidente, pero justifica que para no alargarlo decidió abarcar desde 1998 a 2008. De la Ley del Suelo a la crisis financiera. Incluye así la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero: "A nivel narrativo no es relevante y ese ninguneo ya es una de las críticas más fuertes que puede recibir un Gobierno".

Lo que el dibujante niega, entre risas, es que su afán de denunciar los excesos en la construcción tenga que ver con el hecho de que, años atrás, abandonara Arquitectura ("no pude compaginarlo con un trabajo de supervivencia que me apasiona", dice ya serio). Y eso que últimamente más que dibujar está "al 100% en la promoción" del cómic ¿Y habrá saga, ya que se inspira en Tolkien? "Me planteo continuar analizando la realidad, pero la historia en sí la considero cerrada". Eso sí, entre charlas con los medios, actualizaciones de blog o visitas a la radio, advierte de que en su cabeza siguen surgiendo historias.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

México choca con el presidente de Uruguay por el caso Iguala

El presidente uruguayo retira sus acusaciones de "Estado fallido”, después de que el Gobierno mexicano convocase al embajador uruguayo

La sociedad postnacional

Hemos de recuperar el legado de afecto y civilidad que permita la convivencia y superar la epidemia identitaria que nos aturde

Despedida barroca

Natalie Dessay demuestra en el Liceu que la expresividad y la emoción de su canto siguen intactas a pesar de los problemas de salud que la llevan a dejar los escenarios

‘Si és que hi ha cases d’algú…’

Mientras los promotores de Caufec volvían a mirar sus planos, en Barcelona se producía la semana negra de los deshaucios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana