Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA prohíbe a sus empleados hacer declaraciones sobre el 15-M

En el correo electrónico mandado a los trabajadores se advierte de que "ante preguntas de periodistas sobre este movimiento”, tienen que remitir la cuestión al departamento de comunicación del banco

BBVA ha advertido a sus trabajadores de que no “hagan declaraciones a los medios de comunicación” en relación al movimiento del 15-M. La advertencia, a la que ha tenido acceso este diario, ha llegado a los empleados a través de un correo electrónico enviado desde el departamento de Comunicación de la entidad.

“Ante los acontecimientos que se están produciendo por el movimiento 15-M y debido a algún incidente aislado en alguna de nuestras oficinas”, comienza el correo electrónico firmado por el director de Comunicación e Imagen de la entidad, Gregorio Panadero, “quería recordarte los procedimientos establecidos en el banco para estas situaciones”.

A continuación, la misiva pide a los trabajadores que si detectan “alguna anomalía” lo avisen a la entidad. El segundo punto del correo, es el de la advertencia. “Todos los empleados del banco deben abstenerse de hacer declaraciones en los medios de comunicación (prensa escrita, televisión, redes sociales,…) en su calidad del empleado del BBVA ni sobre la entidad”, reza este punto.

Fuentes de la entidad señalan que este correo hay que enmarcarlo desde el punto de vista “institucional”, y que con el correo electrónico lo que pretenden es recordar a los empleados que ante “llamadas o preguntas de periodistas sobre este movimiento”, tienen que remitir la cuestión al departamento de comunicación y no hablar en calidad de trabajadores del banco. Las mismas fuentes también subrayan que los empleados del banco, “lógicamente, desde el punto de vista personal puede hacer cada uno lo que quiera”.

Estos días entre los objetivos de los dardos dialécticos de los indignados destacan los partidos políticos. Pero los acampados en Sol no se olvidan de las entidades financieras ni de los medios de comunicación. Anoche mismo, en torno a las dos de la madrugada, en una de las asambleas que se celebraban en las calles cercanas a la Puerta del Sol, un grupo de acampados discutía sobre qué propuestas llevar a la asamblea general del movimiento para cambiar el sistema financiero. Sentados en círculo en el suelo, los asistentes debatían sobre las consecuencias que podría tener para los bancos y cajas de ahorro una retirada del dinero que los ciudadanos tienen en las cuentas corrientes.